Japón

Japón

10 de septiembre de 2016

Asakusa y el templo más antiguo de Tokyo

Esta semana aproveché para salir por mi cuenta un poco, ya que Kiyo se había ido a Vietnam por trabajo.

La verdad es que el transporte en Japón es tan caro que cuando hago cálculos, me desaliento y termino quedándome en casa o dando un paseo por Hachioji.

A pesar de que nosotros vivimos en una ciudad que se encuentra dentro de la provincia de Tokyo, para llegar a las ciudades más turísticas y céntricas siempre hay por lo menos 40 minutos de viaje en tren.

Esta vez quería ir a Asakusa...

Para que tengan una mejor idea, el viaje a Asakusa, desde Hachioji sale un mínimo de 630 yenes (si eliges la opción de la línea de trenes Keio, que es más barata que la JR) y se recorre una distancia de alrededor de 50 kilómetros para llegar. Actualmente 630 yenes equivalen a aproximadamente USD 6 (dólares americanos) y eso es un boleto sólo de ida... Por lo que para viajar a Asakusa, desde Hachioji (ciudad periférica dentro de Tokyo), necesito USD 12 sólo para el transporte.

Claro que si vives en una ciudad céntrica, como por ejemplo Shibuya, el costo de los trenes se hace un poco menor para los distintos destinos turísticos de Tokyo (alrededor de 40 minutos a Asakusa y un boleto de ida y vuelta de USD 4,8). De todos modos, el transporte no deja de ser caro.

En fin, dejando el tema económico detrás, el miércoles pasé toda la tarde en Asakusa.

¿Por qué Asakusa? Porque es allí donde se encuentra el templo budista Sensoji, es decir, el templo más antiguo de Tokyo, construido en el año 645 y visitado cada año por alrededor de 30 millones de personas. Parece interesante, verdad?

Llegué al mediodía a la estación y tomé la salida que conduce al templo Sensoji (todo está bien señalizado dentro de la estación). Me encontré en seguida cruzando una calle principal, inundada de "Jinrikisha" o carritos tirados por la fuerza humana, quienes se dedican a ofrecer un servicio de paseo y tour por los alrededor de Asakusa y la Sky tree.





Así llegué ante la "puerta del rayo" o más bien la "KaminariMon". Una gran cantidad de turistas abarrotaba el lugar, mientras intentaban sacarse "selfies" junto a la famosa construcción.







Cruzando KaminariMon en seguida se accede a Nakamise Dori...






Como bien lo dice su nombre, Nakamise Dori es una calle que alberga a cada lado montones de tienditas, que venden gran variedad de preciosos souvenirs, artículos japoneses, vestimenta tradicional y hasta exquisitos dulces tradicionales preparados en el momento.










Ese es el tipo de caminata en el que todo te llama la atención y de donde es complicado salir sin gastar dinero.

Por otro lado, la calle Nakamise es atravesada por varias otras calles con negocios y restaurantes varios (y aunque mi esposo dice que en Asakusa hay que comer otra cosa, les comento que por allí, está Ippudo Ramen...).



Justo antes de llegar a la segunda puerta hacia el templo, la "Hozomon", hay una tienda que vende "Age Manju" que son dulces tradicionales japoneses rellenos de diferentes sabores y fritos...






Crocantes por fuera, tiernitos por dentro y llenos de sabor; además, son hechos en el momento, por lo que siempre están calentitos.




Yo comí el de sabor Matcha (té verde) aunque tal vez sea mejor comprar el sabor estándar. Recomiendo probarlos sí o sí! Aunque a esa altura de la callesita, si son como yo, ya habrán probado muchas otras cosas, entre ellas, el "melon pan" relleno de helado (hay un par de locales, de un lado y del otro, en las calles paralelas a Nakamise Dori), o los exquisitos helados de matcha o sésamo negro (que tienen un sabor que hace recordar al turrón).


Melon Pan relleno de Helado

Cruzando la segunda puerta, se puede acceder a los Omikuji (papelitos que te dicen la fortuna) o a los Omamori (amuletos).








Más adelante, puedes "purificarte" a través del humo del incienso y lavar tus manos y boca en la fuente de dragones...Lo más sencillo es simplemente copiar lo que hace todo el mundo XD






Luego, antes de ingresar al templo Sensoji, puedes tirar una moneda de 5 yenes a la caja y rezar.




Es preciso tomarse el tiempo para mirar alrededor, ya que es muy probable ver la Torre SkyTree y el hermoso contraste de lo nuevo y moderno, con lo antiguo y tradicional.





En mi visita, la pagoda de 55 metros de altura, del templo estaba lamentablemente toda cubierta y en remodelación... y de hecho, he leído que estará así hasta el 2017.




Asakusa es un lugar que es imposible perderse y es tan pintoresco en el día como en la noche, aunque si tienes la posibilidad de elegir, yo me quedo con la visita nocturna, o más bien, justo durante la caída del sol ya que la iluminación es simplemente hermosa.





Mi recomendación además, es pasear por las callesitas que hay en los alrededores ya que toda la zona es muy pintoresca.





Como siempre, muchas gracias a todos los que pasan y se toman un ratito para leer mi blog!



4 comentarios:

  1. Andrea me hiciste recordar cuándo disfrutaba ir y también comprar!!!por una delas calles paralelas me compré un bridal kimono usado hermoso para decoracion .algunos obis para sendero de mesa y obijime para las pantallas de las lámparas. . Adoro los onamori de ahi!! Creo que cerca de ahi esta Kapabashi no?barrio de la comida plastica para los restaurantes ... antes era hecha con cebo. Blog disfrutable!!espero el prox

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bueno! Los negocios de vestimenta japonesa usada valen mucho la pena! Y todo se ve como nuevo!
      Sí, muy cerca está Kappabashi! Voy a dedicar otra oportunidad a pasar por ahí porque tengo entendido que además venden utensilios de gastronomía... yo soy pastelera así que seguro que me va a encantar pasear por allí :D Besos!!!

      Eliminar
  2. Me fascinan tus fotos y descripciones, ghracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Gatira por leer mi blog! Y gracias por animarte a dejar un comentario! Me alegro mucho de que te guste lo que comparto! Saludos!!!

      Eliminar